Inicio

El hijo del Hombre…todavía intercede

“En aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que está por los hijos de tu pueblo; y será tiempo de angustia, cual nunca fué después que hubo gente hasta entonces: mas en aquel tiempo será libertado tu pueblo, todos los que se hallaren escritos en el libro.

Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua.” Daniel 12:1,2

En primer lugar debemos definir quien es Miguel en hebreo Mikael que significa ”uno igual a

Elohim”. Y de acuerdo a la Escritura, solo hay UNO que es igual a Elohim. Uno que salío de él

y ese es el HIJO. Además, es nuestro único abogado (1 Jn 2:1) y mediador (1 Tim 2:5) ante SU

PADRE.

Y para que pueda interceder por nosotros, debemos acudir “al trono de gracia, para alcanzar su misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro” Hb 4 :16 y qt1e el mismo Saul/Pablo nos sigue diciendo: “puede salvar también perpetuamente a los que por él se acercan a Elohim, viviendo siempre para interceder por ellos” Hb 7 :25.

Si aun está intercediendo todavía porque podemos ver reformas en nu1estras vidas, es evidente de que Mikael, no se ha levantado todavía de la misión que está haciendo, aunque pronto dejará de hacerlo. No ha venido todavía el tiempo de angt1stia, ni ha sido librado su pueblo, por lo tanto, es una evidencia de que estamos hablando de unos tiempos futuros aunque cercanos en su cumplimiento.

A la luz de la Escritura, el pecado más dificil de arrancar de nuestro corazón, es NUESTRO YO.

Nuestro ”ego” no nos impide ver nuestra triste condición y llegar a cometer de no apreciar esa triste condición, el UNICO PECADO QUE NO TIENE PERDON . . . seguir siendo orgullosos y por lo tanto pecador.

Cuando David fue reprendido por el profeta Natán, pensaba que era un hombre justo. No sentía dolor por el triple pecado cometido con Betsabé: Codició Complació premeditó y dió órdenes para que se le diera muerte al inocente, noble y valeroso Urias, el esposo de Betsabé.

Elohim tuvo que enviar al profeta Natán para que, mediante  st1s palabras, David, el que se sentía justo, reconociera su propio pecado. Natán fue el ATALAYA usado por Elohim para que el que había sido justo, se diera cuenta de su pecado y hallara el perdón.

La hermosa oración que hallamos en Sal 51 es la evidencia que comenzó a conocer su triste condición. Una oración que debiera servir de modelo para que, viendo la actitud de todo un Rey de Israel, sea también efectiva para cada uno de nosotros. Y del mismo modo que fue reprendido, podemos serlo ta1nbién nosotros y actuar como se nos dice: “El que encubre sus pecados no prospera, mas el que  los  confiesa y  se aparta alcanzará  misericordia”  Pr 28:13.

En cierta ocasión Yahweh (Yahshua) se le apareció a Salomón y le dijo: ”Y si anduvieres en mis Caminos, guardando mis estatutos y mis mandamientos, como anduvo David tu padre, yo alargaré tus días”. 1 Rey 3:14

Hagamos como David, reconozcamos nuestros pecados, defectos de carácter, acudamos al trono de la gracia y recibamos el perdón y la gracia, “para que seamos llamados hijos de Elohim” 1 Jn 3:1.

www.unavozsinfronteras.com.ar

 


HACER CLICK PARA OBTENER MAS INFO…

 

 

 

 

 

 

 

9 Comentarios

  1. SOLO EL UNICO CREADOR HACE ESAS TRANSFORMACIONES PERFECTAS…Y LO MINIMO DE PARTE DE TODOS ES OBEDECER Y NO FALLARLE PORQUE EL ES SANTO Y FIEL Y TODA POTESTAD DOMINIO PODER Y FUERZA SOLO ES DE EL Y NO DE NINGUNA CRIATURA …EL ES EL PERFECTO CREADOR Y EN SUS MANOS ESTAMOS….MI ALMA ALABA A MI SEÑOR POR SOEMPRE… ❤

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*



CAPTCHA Image
Reload Image